Guilloché

Es imposible no prestar atención a los relojes fabricados con el uso de la técnica guilloché. Los despiertan el interés de unos expertos, así como la gente con buen gusto. El sentido de la técnica guilloché donde un patrón fino de las rayas onduladas, paralelas o cruzadas en la consecuencia correcta geométrica es grabado en la superficie. En la superficie del formato giratorio se corta un patrón geométrico, que tornasola por el brillo increíble.

Guilloché se hace en una maquina especial. En los siglos XVII y XVIII las máquinas de guilloché de la fabricación europea penetraron en las casas de aristocracia y las personas de la sangre real. El grabado de torno se hacía el pasatiempo favorito en las horas de ocio en las cortes de los monarcas europeos. Los reyes Federico III y Federico IV de Prusia, Jorge III del Reino Unido, también Luis XV y Luis XVI de Francia personalmente ocupaban la decoración de tales objetos, como joyeros y brújulas, que podemos ver en los museos hasta ahora. En los talleres de los monarcas trabajaban un montón de torneros hábiles. No sólo los hombres sino también las mujeres se entusiasmaban con la tornería, incluso la reina Victoria tenía un torno. En esta época, la época de la afición por los mecanismos, la gente creó los modelos hermosísimos de las obras de tornería. 

La técnica guilloché se realiza por unos buriles de acero o de diamantes. El instrumento especialmente preparado de rubí da un aspecto de espejo de las facetas.